Home

Leteo (1924) de Hilda Doolittle

Ni la piel ni el cuero ni la lana
Te cubrirán,
Ni el manto carmesí ni el fino
Refugio de madera del cedro te envolverán,
Tampoco el abeto
Ni siquiera el pino.

Ni la efigie de la aulaga ni el tojo
Ni el tejo de río,
Ni la fragancia de la flor del zarzal,
Ni el llanto del gorrión en la mañana,
Tampoco el del pardillo,
Ni siquiera el del zorzal.

Ni la palabra ni el roce ni la mirada
Del amado,
No anhelarás en la noche nada más que esto:
Un balanceo de pleamar que te arrope
Sin preguntas, sin besos.

cinvertida de la traducción: Vicente Abella

Anuncios

Un pensamiento en “Leteo (1924) de Hilda Doolittle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s