Home

Los Árboles en el Jardín Llovían Flores (1899) 

Los árboles en el jardín llovían flores.
Los niños correteaban venturosos.
Recogían las flores
Cada uno para sí.
Algunos de ellos
Colectaron grandes rimeros–
Haciendo uso de sazón y tiento–
Hasta que, he aquí, restaron sólo las flores
Que el azar dejó para los débiles.
Entonces un tutor larguirucho
Corrió insigne hasta el padre, clamando:
“¡Venga acá, por favor!
¡Vea este acto inicuo en su jardín!”
Mas cuando el padre hubo observado
Reprendió severamente al tutor:
“¡No es así, pequeño sabio!
Bien es justo este acto.
Pues, dígame,
¿No son aquellos que detentan las flores
Más briosos, más astutos, más osados
Que los que no consiguieron flor alguna?
¿Por qué no pueden los fuertes–
Los hermosamente fuertes–
Por qué no pueden ellos poseer las flores?”
Después de cavilar, el tutor se inclinó reverencioso,
“Señor mío,” dijo,
“Las estrellas se ven desalojadas
Por tan elevado saber”.

cinvertida de la traduccion: Vicente Abella

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s